Cómo ser escort

como ser escort

Si alguna vez te has preguntado qué deberías hacer para ser escort o chica de compañía, posiblemente después de leer este artículo tus dudas habrán quedado aclaradas.

Antes de empezar, algo que se debe tener muy en cuenta es que no cualquier mujer sirve para este tipo de trabajo, para muchas no es fácil llevar “una vida paralela”. Tristemente vivimos en una sociedad en la que se tacha “de puta” o calientapollas (por poner otro ejemplo) muy fácilmente.

Aún así, también hay que decir que un porcentaje muy elevado de escorts que trabajan o han trabajado con ChicaErotica.net, están la mar de contentas y no suelen tener ese tipo de “inconvenientes sociales”, pues realmente ejercer de chica de compañía (haya o no sexo de por medio) no es ningún problema, ¿o sí?

El negocio de la prostitución, sobretodo la online, está en hauge, más teniendo en cuenta la famosa crisis económica por la cuál pasan cientos de miles de familias en España. Conseguir un “hueco” en Internet dónde poder promocionarte como escort no suele ser difícil, hay decenas de portales y directorios en los que poder hacerlo por un módico precio, otros hasta te permiten hacerlo gratis.

Por otro lado, no solo existe la prostitución como último recurso… es decir, muchas mujeres no tienen otra alternativa (o no la saben ver), pero también hay muchas otras a quienes les encanta el sexo, el morbo de acostarse con una persona desconocida, o simplemente el hecho de querer vivir una experiencia nueva que no siempre conlleva a tener que acostarse con alguien y en el cuál se está cobrando dinero.

Conseguir clientes

El cómo conseguir clientes siendo escort suele ser complicado, sobretodo cuando se empieza desde abajo. Suele ser común el publicar anuncios en revistas o periódicos locales, o como hemos dicho anteriormente, usar directorios de escorts, hasta hay agencias especializadas en acompañantes.

Otra forma común que suele verse a menudo es la de ir con un amigo o amiga a los típicos clubs de intercambio de parejas, es una forma de socializarse y en la que se pueden encontrar clientes rápidamente, ya se sabe que en este sector el “boca a boca” suele ser eficaz.

Lo que no recomendamos para nada ya que no sería la primera vez que alguien nos ha contactado contando un caso así, es el de acudir directamente a puticlubs o clubs de alterne pidiendo trabajo… suele ser una opción nefasta que en la mayoría de ocasiones termina muy mal.

Cómo “venderse”

Este punto suele ser un mar de dudas cuando una chica se adentra en el mundo de las escorts, y la verdad, no es fácil. Hay que pensar siempre como el cliente, lo que quiere ver y escuchar, pocas palabras pero claras, y claro está, imágenes que den lugar a la imaginación.

Hoy en día hay demanda para todo, y el sexo no es una excepción, al contrario. Hay hombres (y mujeres) que buscan realizar fantasías eróticas que de otra forma no podrían llegar a realizar, por ejemplo, ¿estarías dispuesta a practicar una lluvia dorada? Pues este es uno de los servicios sexuales que más y mejor suelen pagarse… aunque claro, no todas las escorts están dispuestas a realizarlo.

Si te pagasen 500€ por estar una hora sodomizando y vejando a un hombre, ¿lo harías? Bueno, hay casos donde la ética de cada persona se sobrepone al trabajo en sí, es por eso que decimos que no cualquier mujer puede ser escort.

Ah! Otra cosa importante es que, la edad no importa. El sexo no entiende de años, y es que para gustos, colores.

Hay escorts de 18 años recién cumplidos que por un motivo u otro, han decidido adentrarse en este mundillo, y otras tantas de 40, 50 o 60 años (conocidas como MILFs o “maduritas”) que también lo son, ¿y qué? Todas y cada una de ellas tiene su público, su cartera de clientes y sus tarifas, y está claro que todas disfrutan haciendo su trabajo.

Lo mejor de todo es que al final, es la misma escort quien decide sus precios, sus horarios, si quiere o no acostarse con una persona y si ese día le apetece más tumbarse en la cama y descansar, o concederle una cita a alguien.

Universitarias

El caso de las escorts universitarias fue un boom en su momento, y hoy en día suele ser una salida habitual en muchas chicas estudiantes que no tienen otra forma de pagarse los estudios. La mayoría de ellas entran en el sector por alguna amiga o compañera de clase que ya se dedica a ello, y volvemos a lo mismo, el “boca a boca” hace el resto.

Suele ser común encontrarse en las universidades o los alrededores de las facultades, carteles en las que se venden ellas mismas.

Infórmate

Si estás interesada en ser escort y/o aparecer en ChicaErotica.net, puedes contactar con nosotros mediante el formulario que verás a continuación. Simplemente rellena los datos, cuéntanos que tienes pensado o qué necesitas, y contactaremos contigo en la mayor brevedad posible.